calldocumentfacebookmessagemypartnerwindowsapplegoogleplayworkerroutecoinspinterestplaysearchsmartphonetwittercaraccordeonvideoarrowarrowdownloaddownloaduploadsection_scrollerglobemapIcon-Shop-Websitecontactenergyhomebridgeshighrisetunnelmininghousearrow-uparrow-downarrow-leftarrow-leftarrow-circle-rightchevron-right-circleuserexternlinkclose

"Se han superado las expectativas de producción", Jefe de obra UTE Búrdalo

17.02.2012 | España
Antonio J. Castañeda Montes, Jefe de obra UTE: “El mayor reto de la obra ha sido conseguir el ensamblaje de las instalaciones fijas de obras en la elaboración del hormigón con los medios de colocación y encofrado de la presa para hacerlos funcionar a modo de producción en cadena”.

José Antonio López, Técnico de Doka: "El cliente está muy satisfecho con el menor número de ménsulas y el encofrado de mayor dimensiones en los taludes de aguas arriba y abajo. Posiblemente fuera uno de los factores diferenciadores más significativos por los que UTE Búrdalo confió en nuestra solución"

Impresiones

  • El encofrado de presa posee todos los elementos de seguridad incorporados, por lo que el operario siempre se encuentra protegido.
  • Antonio J. Castañeda, Jefe de obra nos comentó: "Me atrajo de Doka la implicación que mostró durante todo el proceso de selección".
Doka España Encofrados está participando en la construcción de la Presa del Búrdalo en la provincia de Cáceres por la UTE OHL-Sogeosa. Una presa de hormigón de gravedad con planta recta, longitud de coronación es de 768 metros, y la altura de 35,50 metros sobre cimientos, ubicada en el municipio del Escurial, en la cuenca hidrográfica del Guadiana y en el cauce del Río Búrdalo. El embalse tendrá una aportación media de 38,6 hm3/año y un volumen de 79,3 hm3. Actualmente se encuentra al 80% de su ejecución.

Antonio J. Castañeda Montes, Jefe de Obra en la UTE OHL-Sogeosa, ha destacado cuál ha sido el mayor reto: “El mayor reto de la obra ha sido conseguir el ensamblaje de las instalaciones fijas de obras en la elaboración del hormigón con los medios de colocación y encofrado de la presa para hacerlos funcionar a modo de “producción en cadena”. Una rigurosa planificación de los trabajos a realizar ha hecho posible que hayamos alcanzado meses en los cuales se han hormigonado más de 40 tongadas de bloques. Cuando hablamos de presas no podemos hablar de un sistema estandarizado. La forma de la cerrada marcará los medios de puesta del hormigón tales como grúas estáticas o con traslación. El volumen total de hormigón marcará el sistema de transporte del hormigón, bien sea con camión, cinta transportadora, blondín, etc. La capacidad de fabricación de la planta de hormigón marcará el diseño de los encofrados y la velocidad de llenado de los mismos. Mi labor al frente de este proyecto es la de conseguir que todos los elementos lleguen a funcionar entre un 90 y un 100%. De nada te sirve tener una planta de hormigón que fabrique 300 m3 a la hora, si diseñas un encofrado en forma y número con el que solamente puedes colocar 80 m3 a la hora”.

Las ménsulas de la solución propuesta por Doka para esta presa han sido consideradas así por Antonio J. Castañeda Montes: “Al principio se decidió comprar 9 conjuntos de encofrado de bloques, 5 de ellos a cuatro caras y 4 de cierre a dos caras. El ritmo de la ejecución de la presa ha ido subiendo hasta el punto que se decidió pedir a Doka otros dos juegos de encofrados en régimen de alquiler. Se han superado las expectativas iniciales en la ejecución de bloques que originalmente se plantearon, hasta el punto de conseguir la ejecución de más de 40 tongadas de bloques al mes, lo que ha permitido que la presa se ejecute previsiblemente en 18 meses”.

Respecto a los taludes la solución ha sido más convencional: “En el caso de la presa del Búrdalo, el talud de aguas arribas es vertical, el más habitual en este tipo de presas, aunque algunos proyectistas optan por darle algo de pendiente (0.05-0.1), para evitar la sensación de desplome que se produce al asomarse y además para aumentar la estabilidad con el embalse vacío. En el caso de aguas abajo también se trata de un talud muy estandarizado (0.8), aunque este puede variar dependiendo del terreno de asiento y de la zona sísmica donde se sitúe la presa (puede llegar a 0.95 en zonas sísmicas)”, según ha explicado Antonio J. Castañeda.

Esto también podría interesarle:

Bienvenidos al Doka Campus

22/01/2016 | Noticias

Umdasch Group siguió creciendo en 2013

29.07.2014 | Noticias

¿Tiene preguntas acerca del artículo?
¡Póngase en contacto con nosotros!

¡Los campos marcados con asterisco (*) son campos obligatorios!
* ¡El formulario no está completo!
¡El mensaje no se pudo enviar, por favor inténtelo de nuevo más tarde!
¡Muchas gracias por la consulta enviada a Doka!

Nos ocuparemos de su petición lo antes posible.