calldocumentfacebookmessagemypartnerwindowsapplegoogleplayworkerroutecoinspinterestplaysearchsmartphonetwittercaraccordeonvideoarrowarrowdownloaddownloaduploadsection_scrollerglobemapIcon-Shop-Websitecontactenergyhomebridgeshighrisetunnelmininghousearrow-uparrow-downarrow-leftarrow-leftarrow-circle-rightchevron-right-circleuserexternlinkclose

Ciclos rápidos a pesar de la posición oblicua

31.10.2011 | Prensa
Para la construcción del puente sobre el río Rin en Basilea se utilizan dos carros de encofrado en voladizo Doka. Los pilares oblicuos, orientados en la dirección del río, requieren juntas de hormigonado oblicuas en sentido transversal al puente. A pesar de este reto se obtiene un tiempo de encofrado rápido.

Impresiones

  • Máxima seguridad laboral con los carros de encofrado en voladizo con certificado CE. El equipo de la obra está protegido en todas las fases del trabajo gracias a plataformas de trabajo completamente cerradas en todos los niveles. (Foto: Doka)
  • 56 secciones de hormigonado tiene la construcción principal de la conexión entre las estaciones de tren Basel SBB-Badischer Bahnhof. Las secciones se encofran en ciclos de una semana. (Foto: Doka)
El tramo de conexión entre la Estación de Tren de Basilea SBB y la Badischer Bahnhof tendrá un segundo carril doble. La principal construcción de este proyecto de ampliación es un segundo puente nuevo sobre el Rin, con una luz en el vano central de 117 m y una longitud total de 237 m. Este puente se construye paralelo al puente ferroviario existente y al viaducto de la autopista. Un reto especial para el encofrado del puente ferroviario son las juntas de hormigonado en sentido transversal al puente. Las empresas constructoras encargadas, Frutiger AG y Walo Bertschinger AG, han optado por la solución de encofrado de Doka, ya que los sistemas utilizados en esta obra pudieron convencer gracias a sus elevados niveles de seguridad y eficiencia. Un equipo de ocho personas encofra el puente sobre el Rin con dos carros de encofrado en voladizo. Además, un monitor de Doka ayuda al personal de la obra a iniciar los trabajos de encofrado. La estructura modular, compuesta de piezas estándar de alquiler, y la elevada ergonomía hacen posible un avance rápido de las obras sin momentos de espera que implican tiempo y dinero.

Solución individual para las juntas de hormigonado

Por regla general, la junta de hormigonado se dispone en un ángulo de 90 grados con respecto al tablero del puente. Aquí con cimbra y un encofrado en voladizo se realiza el hormigonado en tongadas de 3 a 5 metros, en ciclos de una semana antes de que el carro de encofrado en voladizo se desplace a la siguiente tongada. Sin embargo, en el caso del puente sobre el Rin en Basilea, el encargado del proyecto diseñó pilares oblicuos, que están orientados en dirección de la corriente del Rin. De este modo resultan juntas de hormigonado oblicuas en el cajón del puente. También la longitud de las tongadas, de 3 m y de 3,9 m, estaba previamente establecida. El reto que debían resolver los técnicos de encofrado consistía en disponer de forma desplazada entre sí las retículas de taladros de los dos carriles del carro de encofrado en voladizo de las 56 tongadas, de manera que, por un lado, la junta de hormigonado se pudiera encofrar en sentido oblicuo y, por otro, fueran posibles un hormigonado y un armado perfectos. El carro de encofrado en voladizo mismo solo se puede colocar en un ángulo de 90 grados con respecto al tablero. Mediante la orientación exacta de la retícula de los taladros de los carriles de desplazamiento, el equipo pudo realizar este tipo de construcción arquitectónicamente exigente.

Las tongadas se encofran en ciclos de una semana y se realizan respetando los plazos establecidos. Markus Rindlisbacher, Jefe de obra de Frutiger AG: "Comenzamos los lunes a las 5 h de la mañana. Los elementos hormigonados el jueves se pretensan hacia el puente, después se desplaza el carro de encofrado en voladizo y se realizan las mediciones. Durante los días siguientes tiene lugar el armado del suelo y los hastiales, así como la aplicación del pretensado de los hastiales, el arrastre del carro interior, los tapes, la armadura del tablero, la colocación de las capas y los tubos huecos del pretensado". Después del hormigonado el jueves, el equipo encargado de la construcción retira el viernes los tapes del encofrado, se insertan los cables de pretensado, se coloca la prensa y se adelantan los carriles. Markus Rindlisbacher: "Estamos muy satisfechos con el avance de las obras. La solución de Doka, segura y eficiente en los costes, ha cumplido totalmente nuestros requisitos".

Elevada seguridad

El carro de encofrado en voladizo Doka hace posible un avance seguro y controlable mediante soportes de desplazamiento. El equipo de la obra está protegido en todas las fases del trabajo gracias a plataformas de trabajo completamente cerradas en todos los niveles. Las escaleras integradas, incluida la jaula de protección de escalera y sujeción propia del carro de encofrado en voladizo al mover el sistema por desplazamiento, son otras características de calidad de este producto que cuenta con el marcado CE.

Esto también podría interesarle:

Bienvenidos al Doka Campus

22/01/2016 | Noticias

Umdasch Group siguió creciendo en 2013

29.07.2014 | Noticias

¿Tiene preguntas acerca del artículo?
¡Póngase en contacto con nosotros!

¡Los campos marcados con asterisco (*) son campos obligatorios!
* ¡El formulario no está completo!
¡El mensaje no se pudo enviar, por favor inténtelo de nuevo más tarde!
¡Muchas gracias por la consulta enviada a Doka!

Nos ocuparemos de su petición lo antes posible.