calldocumentfacebookmessagemypartnerwindowsapplegoogleplayworkerroutecoinspinterestplaysearchsmartphonetwittercaraccordeonvideoarrowarrowdownloaddownloaduploadsection_scrollerglobemapIcon-Shop-Websitecontactenergyhomebridgeshighrisetunnelmininghousearrow-uparrow-downarrow-leftarrow-leftarrow-circle-rightchevron-right-circleuserexternlinkclose

El pilono en A más alto del mundo acabado

12.01.2012 | Prensa
El 1 de septiembre de 2012, en Vladivostok, en el lejano oriente de Rusia, tendrá lugar la 24ª Cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC). APEC es una organización internacional que se ha marcado como objetivo crear en la región del Pacífico una zona de libre comercio. Para adaptar las infraestructuras de la región a este gran evento, entre otras cosas se está construyendo un complejo hotelero en la isla Russki Ostrov. Como futuro elemento de conexión con tierra firme servirá un puente de autopista de 4 carriles con una longitud de 3.100 m. Con una altura de pilono de 320 m (20 m más alto que la construcción de acero de la Torre Eiffel) y un vano de 1.104 m, este proyecto rompe al mismo tiempo dos récords mundiales. Para la construcción del pilono dentro del plazo establecido, en la parte de tierra firme, la empresa constructora responsable es Mostovik.

Impresiones

  • Un "pabellón" autotrepante protegía al equipo de la obra de las inclemencias del tiempo en el helador este de Rusia e hizo posible el colado del hormigón incluso a temperaturas muy bajas.
Para terminar hasta comienzos de 2012 el pilono más alto del mundo en forma de A, la empresa Mostovik optó por la potente y fiable técnica de encofrado de Doka. Un factor determinante para la contratación fue la dilatada experiencia que ha ido adquiriendo esta empresa especializada en encofrados en proyectos de infraestructuras en todo el planeta a lo largo de los últimos 50 años, especialmente en la construcción del pilono en A de 306 m de altura del puente Sutong de China. No obstante, en el caso del proyecto de Vladivostok no solo la forma geométrica de la construcción planteó grandes requisitos en la planificación del encofrado. También la ubicación geográfica extrema, con tormentas habituales y fríos extremos en los meses de invierno, supuso en esta obra un verdadero reto. Mostovik dejó claro desde el principio que era absolutamente prioritario cumplir un avance controlado y rápido de las obras de construcción. Con el fin de cumplir estas indicaciones también con condiciones climáticas desfavorables se optó por utilizar el sistema de encofrado autotrepante SKE en combinación con 650 m² de encofrado de vigas Top 50 hecho a medida. Mientras que en el interior estrecho de las patas del pilono se utilizó el encofrado autotrepante, un sistema delgado y muy adaptable SKE50, en los muros exteriores se utilizó el encofrado autotrepante SKE100 de alta capacidad de carga. Con una capacidad de carga de 10 toneladas por ménsula, se diseñó de forma óptima para alzar sin grúa los elementos del encofrado de vigas, así como siete niveles diferentes de plataformas.

Un encofrado independiente de las condiciones atmosféricas cumple los plazos

El anclaje permanente de las ménsulas de trepado a la construcción hizo posible un desplazamiento sin grúa y seguro del encofrado y las plataformas, casi con cualquier situación atmosférica. Unos requisitos especialmente estrictos para conseguir una resistencia del hormigón óptima hicieron necesaria otra innovación técnica del encofrado. El hormigón in situ debía curarse durante cuatro días dentro del encofrado cerrado, solo después se podía abrir el encofrado. Con el fin de garantizar un vertido de hormigón con resultado de alta calidad incluso a bajas temperaturas, Doka envolvió los siete niveles de plataformas con una lona para andamios resistente y construyó un tejado consistente en siete segmentos. De este modo el lugar de trabajo estaba completamente cerrado y se pudo calentar en invierno. En el caso de temperaturas exteriores elevadas y para colocar el acero de la armadura, los diferentes segmentos del tejado se enrollaban en rodillos. La elevada capacidad de adaptación de SKE a las diferentes formas geométricas e inclinaciones fue en este proyecto otra ventaja, porque la sección máxima de cada pata del pilono se estrechaba, pasando de 13 m en la primera tongada, a 7,5 m en la tongada número 71. También el espesor del muro iba disminuyendo paulatinamente de 2,0 m a 0,75 m. Mediante plataformas telescópicas y elementos de encofrado de vigas de reducción sencilla tuvo lugar rápidamente la adaptación gradual en cada tongada.

Asistencia de 24 h a cargo de Doka

Además del suministro puntual del sistema de encofrado, la empresa Mostovik estaba entusiasmada, sobre todo, por la buena asistencia a la obra. Con el fin de garantizar un proceso perfecto de los trabajos de encofrado, constantemente había dos monitores de Doka y un técnico en la obra que estaban a disposición del equipo de la obra prácticamente las 24 horas del día. Debido a la gran presión en cuanto al plazo de entrega, el equipo trabajó día y noche en la realización del mega-pilono, realizando así el ciclo semanal establecido. Este proyecto es otro ejemplo de que los clientes de Doka de todo el mundo pueden contar con los amplios conocimientos y la ayuda profesional de la central de Doka.

Esto también podría interesarle:

Bienvenidos al Doka Campus

22/01/2016 | Noticias

Umdasch Group siguió creciendo en 2013

29.07.2014 | Noticias

¿Tiene preguntas acerca del artículo?
¡Póngase en contacto con nosotros!

¡Los campos marcados con asterisco (*) son campos obligatorios!
* ¡El formulario no está completo!
¡El mensaje no se pudo enviar, por favor inténtelo de nuevo más tarde!
¡Muchas gracias por la consulta enviada a Doka!

Nos ocuparemos de su petición lo antes posible.